Turismo de orfanato: ¿útil o perjudicial?

 

 

En VOFAIR, promovemos la concienciación sobre el impacto de nuestro voluntariado en los beneficiarios, al igual que en los voluntarios. Últimamente, el voluntariado o la enseñanza en orfanatos (una elección popular de voluntariado) ha acaparado los titulares, puesto que varias empresas de viajes responsables han quitado de sus programas los viajes de voluntariado en orfanatos debido a cuestiones éticas. Decidí hablar con dos personas con experiencia en este ámbito, un voluntario en un orfanato y un psicólogo, para ver si el voluntariado en orfanatos es realmente la mejor solución para los beneficiarios (los niños), y qué supone para nuestros viajes de voluntariado en el futuro. Escrito por Charlotte Tucker, coordinadora del equipo de contenido, documentalista y escritora en VOFAIR

  • El viaje de Emily en su año sabático

Emily fue voluntaria en tres orfanatos de Vietnam como parte de su año sabático en 2007. El primer tema que sacó Emily conmigo fue la (falta de) apoyo que recibió por parte de la organización de voluntariado: «Supuse que estaría algo organizado, ¡pero solo lo estaba yo!», comentó. Aunque cuando llegó le proporcionaron la comida, después no tenía ni idea de lo que debía hacer. «Tienes que hacer un curso de 40 horas de TELF (enseñanza de inglés como lengua extranjera) antes de ir... pero después no hacen nada. No había ninguna orientación. En realidad tuve que improvisar. Dibujé algunos objetos y ropa, organizaba clases individuales y en grupo, y hacía que repitieran cosas. Si alguien tuviera algo de miedo, habría sido horrible. Por suerte, soy bastante segura de mí misma». Emily pagó «una gran cantidad de dinero» por su viaje; así que ¿a dónde estaba yendo su dinero? Le pregunté a Emily si creía que los niños se estaban beneficiando de su voluntariado, Emily dijo que «probablemente el dinero ni siquiera estuviese llegando a los niños. Los orfanatos eran horribles. En realidad, ni siquiera quieren que estés allí. Ni siquiera sé si aprendieron algo». Emily se fue preguntándose quién se beneficiaba realmente de su viaje, puesto que no parecía que fueran ni ella ni los niños. En VOFAIR, promovemos la concienciación sobre el impacto de nuestro voluntariado en los beneficiarios, al igual que en los voluntarios. Últimamente, el voluntariado o la enseñanza en orfanatos (una elección popular de voluntariado) ha acaparado los titulares, puesto que varias empresas de viajes responsables han quitado de sus programas los viajes de voluntariado en orfanatos debido a cuestiones éticas. Decidí hablar con dos personas con experiencia en este ámbito, un voluntario en un orfanato y un psicólogo, para ver si el voluntariado en orfanatos es realmente la mejor solución para los beneficiarios (los niños), y qué supone para nuestros viajes de voluntariado en el futuro.

  • Turismo de orfanato

En un informe reciente, UNICEF estimaba que en Camboya el 70 % de los niños que viven en orfanatos tienen al menos un pariente vivo y que el 90 % de los niños en orfanatos de Ghana no son huérfanos. Pero ¿por qué pasa esto? En Bali, el número de orfanatos ha aumentado constantemente junto con un rápido crecimiento del turismo en los últimos veinte años, y en Camboya, casi todos los orfanatos están financiados por donantes extranjeros. El turismo y los orfanatos están relacionados estrechamente. Aunque existen alternativas más baratas y estables a los orfanatos, y que son promovidas por el Gobierno de Camboya, se han creado un gran número de orfanatos como respuesta al aumento del número de turistas. A los niños contratados o vendidos por sus padres se les obliga a participar «quieran o no» en espectáculos culturales de baile para turistas y a jugar con los visitantes. Lejos de ser seguros, estos orfanatos generan unos ingresos procedentes de la explotación de huérfanos reales o falsos a cambio de dinero, con unos beneficios que van directos a los bolsillos de los propietarios. Efectos psicológicos en los niños. Aunque un orfanato albergue a huérfanos reales o a niños vendidos por sus padres, su trabajo principal es pasar sus vidas relacionándose con un gran número de voluntarios y turistas fugaces. Este desinterés mostrado por los niños de los orfanatos en los que estuvo Emily en Vietnam puede correlacionarse con las crecientes preocupaciones de mucha gente en los efectos psicológicos de vivir en un entorno inestable, rodeados por muchos cuidadores distintos. Hablé con el psicólogo Dr. Gillian para averiguar más sobre estos problemas, para comprender lo que realmente supone en este contexto de orfanatos. «En el caso de los orfanatos, el peligro podría ser que los niños puedan crear algún tipo de vínculo breve», comenta el Dr. Gillian. «Los problemas de apego a menudo aparecen en niños cuando se les separa de su madre. Sin un vínculo seguro, un sentimiento de seguridad y protección, los niños a menudo tienen problemas para relacionarse más adelante en su vida. Cuando [los voluntarios] se van, puede provocar la aparición de sentimientos arrolladores y sin resolución de abandono en los niños; la reactivación de la emoción del trauma original». Voluntarios y turistas bien intencionados sin la formación adecuada a menudo intentarán crear una conexión con los niños para sentir que han marcado la diferencia, pero puede que en realidad estén contribuyendo al daño psicológico de niños ya traumatizados.

  • Próximos pasos

Para hacer que tu viaje de voluntariado merezca de verdad la pena para la gente que recibe tu ayuda, y para ti, el voluntario, es importante investigar concienzudamente el impacto de tu voluntariado en ambas partes. Si quieres leer más sobre el turismo de orfanato, «thinkchildsafe.org», dirigido por Friends International y respaldado por UNICEF, ofrece información, informes de investigación y documentales para ayudarte. Puedes encontrar sus consejos para el «viajero concienciado con la seguridad infantil» en http://thinkchildsafe.org/when-i-travel/ e ideas alternativas para ayudar a organizaciones que defienden a los niños aquí. Si todavía quieres ser voluntario en un orfanato, VOFAIR recomienda un voluntariado por un periodo mínimo de seis meses cuando estás en contacto con niños vulnerables. Puedes ver más información en nuestra «Guía del cuidador», escrita con la ayuda de psicólogos experimentados.